¿Te atreves a subir a la nave del misterio?

DOCUMENTO VOYNICH | La recomendación de esta semana se la lleva la exposición de Cuarto Milenio. El programa que cada domingo nos invita a subir a la nave del misterio está de gira por España con sus piezas más famosas y Documento Voynich no ha querido perdérselo.

La exhibición aterrizó en el Palacio de Congresos de Zaragoza el pasado mes de Septiembre y fuimos a su estreno. Había pases disponibles para cada hora a lo largo de los viernes y sábados de todo el mes. Pero quién lo diría… Llegué quince minutos antes de la cita y la fila ya era impresionante. En cuanto el reloj marcó la hora en punto los responsables nos dejaron ir entrando a un espacio repleto tanto de objetos llenos de misterio como de fans del programa. El hombre de las nieves y un extraterrestre son los que más me llamaron la atención en un primer momento. Fue difícil abrirse paso entre la multitud de visitantes que buscaban fotografiarse junto a todas aquellas réplicas asombrosamente exactas. A su lado, podía leerse una breve explicación. Y breve necesariamente por la cantidad de gente que allí nos congregábamos.

Superado el primer momento de cierto agobio, pasé a la siguiente sala. Era completamente diferente a la anterior. Instrumentos de tortura, una réplica de cómo hubiera sido la autopsia de Jesucristo, las psicofonías de Belchite, las caras de Bélmez… Una variedad que recogía algunos de los mejores programas de Cuarto Milenio. Al avanzar por la exposición y las salas en las que estaba dividida, lo que captó mi atención fueron unos muñecos. Recordaba perfectamente haberlos visto por televisión. Supuestamente, causaban desgracias a todos aquellos a los que iban a parar. Junto a ellos, numerosos objetos cuyo cartel afirmaba que los poseía un espíritu maligno. A partir de entonces los animales mitológicos se convirtieron en los protagonistas de la exposición, hasta llegar a la última sala, en la que había numerosas cávalas sobre cómo puede ser el aspecto de un extraterrestre. Y, por supuesto, la tienda de regalos localizada junto a la salida.

La primera parte y la final fueron las menos entretenidas desde mi punto de vista por varios motivos. En cuanto a la primera, por la cantidad de gente acumulada que había en un pequeño espacio, que no permitía ver con calma las réplicas ni leer los carteles explicativos. Respecto a la segunda, probablemente fue porque ya llevaba más de una hora y cuarto en la exhibición. Aunque este fue uno de los puntos fuertes de la misma. En el 95% de las críticas que leí sobre la exposición antes de ir, apuntaban que los visitantes disponían tan solo de una hora para verla y que, pasado ese tiempo, les obligaban a abandonar el espacio aunque no hubiesen terminado. Sin embargo, mi experiencia fue radicalmente distinta. Ya habían pasado veinte minutos de la hora límite cuando decidí marcharme pero hubo otras personas que todavía se quedaron allí.

Lo mejor de la exposición fue sin duda la variedad de piezas que allí se encontraban y su calidad. Las réplicas eran muy reales y no había ninguna barrera que las separara de los visitantes. Por lo tanto, era posible hacerse fotografías muy cerca de ellas e incluso buena parte se podían tocar. Algunas resultaban verdaderamente inquietantes.

La parte negativa se la llevan dos aspectos: el precio y la cantidad de personas por pase. El importe de quince euros que había que pagar era muy elevado en relación a lo que se ofrecía. Es decir, una hora de exposición y con el audio-guía si se deseaba aparte.  A esto hay que sumarle que las alrededor de 100 personas que acuden por pase entran todas a la vez y el caos que se vive en los primeros momentos no permite disfrutar de las primeras réplicas.

En resumen, la exposición de Cuarto Milenio es un evento recomendable tanto para seguidores del programa como para los que no lo siguen con asiduidad. Las piezas mostradas son fascinantes y se pueden analizar con tranquilidad una vez que los visitantes han comenzado a distribuirse por el espacio.  Es cierto que las explicaciones que acompañan a las réplicas son breves y pueden resultar escasos para los que no sean fans del programa, pero siempre quedará la opción de comprar un audio-guía. Para los interesados, las próximas fechas y destinos son los siguientes:

  • Granada: hasta el 11 de diciembre
  • Toledo: del 14 de enero al 12 de febrero
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s